jueves, 3 de abril de 2014

Todo sobre los trípticos

Todo sobre los trípticos




Los trípticos se hacen cada vez más populares, aunque en la mayoría de casas todavía predominan los cuadros tradicionales de piezas únicas. ¿Qué son los trípticos, cuál es su historia y cómo se los utiliza decorando los interiores? Este artículo tratará de dar respuestas a todas estas preguntas.

 

Una larga historia de trípticos en pocas palabras




Los primeros cuadros de tres piezas se utilizaban para decorar los altares de las iglesias medievales. En el medioevo y a principios del renacimientos los lienzos de este tipo, con motivos cristianos, gozaban de una gran popularidad. Como ejemplos podríamos mencionar los cuadros famosísimos del Bosco, tales como “El jardín de Las Delicias”, “El carro de Heno” o “El Juicio Final”. Otras obras maestras de este tipo, entre ellas las del mismo Rubens, las encontraremos también en la Catedral de Amberes.


Fuera del ámbito eclesiástico


Como hemos dicho, la finalidad principal de los trípticos era presentar en los altares de las iglesias los motivos bíblicos. Algunos historiadores del arte interpretan la forma de estos cuadros como una clara referencia a la Santísima Trinidad, o sea, unidad de tres personajes divinos. La cifra 3 es importante para la simbología cristiana también por otras razones: la resuscitación de Jesucristo el tercer día tras su muerte, los tres Reyes Magos...

Los trípticos, populares en la Edad Media, más tarde pasaron, poco a poco, al olvido, para más tarde volver a inspirar a los artistas del siglo XIX y XX. Basta con mencionar la creación de tales pintores como August Macke o Oscar Kokoschka. Los artistas contemporáneos, utilizando este formato, no se limitan a los motivos cristianos. Otto Dix, por ejemplo, consigue presentar a través de los trípticos el ambiente muy específico de las metrópolis modernas.



¿Qué son los trípticos?




Las partes del tríptico juntas forman unidad mayor creando un ambiente muy diferente de este que conseguimos colgando tres cuadros diferentes. La parte central del cuadro introduce el tema principal, el que se desarrolla en las partes laterales. Así debemos leer este tipo de cuadros- desde el centro hacia ambos lados y no de manera lineal-. La unidad interna de las tres partes de la misma imágen y una jerarquía visible que hay entre ellas son, según los historiadores del arte, los criterios decisivos para calificar una obra del arte como tríptico.
No obstante, estas designaciones tradicionales no son vigentes para el arte de los siglos XX y XXI. En este caso la jerarquía interna ya no es decisiva. Es suficiente que el artista se haya inspirado en esta forma tradicional.



Los trípticos como elementos decorativos




¿Por qué son tan especiales los cuados de tres piezas? Ya los artistas medievales se daban cuenta del impacto que los trípticos tenían sobre el público. Al mirar el altar percibían sus partes laterales no como cuadros, sino como paredes que dominaban sobre ellos. La parte central organizaba el espacio y determinaba el carácter de la obra. De allí espontáneamente admiraban este tipo de cuadros empezando desde su centro.



Efecto en los interiores




Los cuadros grandes en forma de trípticos son muy elegantes y, sobre todo, modernos. Es una decoración con la que tus interiores parecerán más espaciosos, especialmente si eliges una obra en todos claros.
Lo interesante de los trípticos es que sus fragmentos crean una unidad excepcional. Cada una de las pares de estos cuadros por separado tiene carácter decorativo, pero al colgarlos a poca distancia conseguiremos ver los vínculos internos que los unen y que traen más posibilidades interpretativas. Los tres elementos pueden ser complementarios y presentar diferentes fragmentos de una imágen.




Por otro lado, la triplicación del mismo motivo fortalece su poder de expresión. 

 



Por último, unas palabras sobre las nuevas tendencias para los atrevidos: los trípticos no tenemos que colgarlos necesariamente en una línea. Este tipo de decoración nos permite dar rienda suelta a la imaginación.

Fuentes:

"El jardín de las delicias"- http://es.wikipedia.org/wiki/El_Jard%C3%ADn_de_las_Delicias

viernes, 14 de marzo de 2014

El Día del Padre con bimago

Para todos los que buscan un regalo original para el Día del Padre bimago tiene una oferta irresistible. En tiendeo.es encontrarás una promoción muy especial. Entra en http://www.tiendeo.com/Madrid/ofertas/dia-del-padre y elige un cuadro ahora más barato. ¡Aprovecha la ocasión!


jueves, 13 de marzo de 2014

Cuadros de pintores famosos en tu casa,

 ¿por qué no? 

 

Las reproducciones fieles de los cuadros famosos que, con frecuencia tienen un gran valor, las podemos encontrar no sólo en las subastas, sino también en las colecciones privadas de las personas aficionadas al arte. Muestran la sensibilidad artística de sus dueños y su alta posición social. Hoy día los cuadros de los grandes artistas, tales como Picasso, Van Gogh o Malczewski, como uno de los elementos decorativos originales, se han puesto muy de moda en los últimos años. ¿De dónde sale la popularidad de las reproducciones que hace tiempo se consideraban muestras de mal gusto?

Reproducciones – las obras de los artistas más famosos en tu propia casa





Sobre todo hay que subrayar que para comprar un cuadro original de un pintor de renombre hay que invertir bastante dinero. Por esto pocos pueden permitirse el lujo de tener en su casa las obras maestras originales. Los precios de las reproducciones son mucho más bajos y por lo tanto están al alcance de todos. Pero no es sólo cuestión de finanzas. Los cuadros más famosos normalmente pertenecen a los museos y son piezas únicas, mientras que hay muchas personas las que sueñan con apropiarse de los lienzos más famosos. Gracias a las reproducciones podemos conseguir un ambiente excepcional en nuestras estancias, completando su diseño. Este tipo de decoración quedará bien no soólo en casa sino también en el lugar de trabajo, por ejemplo en la oficina. Las reproducciones introducen el aire de elegancia a nuestros interiores, con lo cual los hacen aún más atractivos, tanto para nosotros, como para nuestros invitados. Para la gente que, cansada del estilo moderno, se siente atraída por las obras canónicas, las reproducciones serán una solución perfecta, tanto más que, a primera vista, no se diferencian de manera significativa del original.



Los cuadros famosísimos para todos



Comprando una reproducción de un cuadro famoso nos adentramos en el mundo del arte mayor. A bajo precio podemos conocer y admiradr cada día las obras creadas por los grandes maestros. Las reproducciones nos hacen posible crear en nuestras propias casas unas pequeñas galerías del arte y llenarlas de nuestros cuadros favoritos. Gracias a ellas nos sentiremos parte de un gran patrimonio cultural de la civilización humana.

Hablando de las reproducciones vale la pena subrayar también su valor educativo y eh hecho de que nos ayudan a guardar los originales para las futuras generaciones. Son también pequeños homenajes a los artistas y a su ingenio.

miércoles, 26 de febrero de 2014

¿Cómo elegir un cuadro adecuado? (según las reglas de feng shui)




Hoy, apoyándonos en las reglas de feng shui, os presentamos algunas pautas que os van a ayudar en la elección del cuadro adecuado. La colección de cuadros feng shui de Bimago goza de mucha popularidad. De nuestros clientes vamos recibiendo muchas preguntas en relación con esta colección a las que trataremos de responder en este artículo. No hace falta una reforma total de toda la casa para consguir la armonía y equilubrio en nuestras estancias. Con la ayuda de cuadros se puede mejorar el espacio vital de manera fácil.



El concepto básico de Feng Shui es Chi – la energía vital-. El flujo de esta energía no debería ser ni demasiado lento ni demasiado rápido, a lo contrario podría traer efectos negativos. Todos los objetos de la casa nos afectan ya que atraen buena o mala Chi. Los cuadros que tenemos en casa los miramos cada día, muchas veces ni siquiera conscientemente, y todo lo que en ellos está presentado, tiene su influencia en nuestra vida.


Elegir un cuadroconsejos Feng Shui


¿Qué tipo de motivos me gustan? Ésta es la pregunta principal que nos deberíamos hacer a la hora de elegir la decoración para nuestra casa. Los cuadros que despiertan en nosotros emociones positivas normalmente son los que presentan paisajes o animales. Por lo contrario, existen también motivos capaces de arruinar el ambiente armonioso de nuestra casa y provocar ansiedad. Así sería en el caso de los cuadros que presentan las fuerzas de la naturaleza, como por ejemplo tormentas. Si te importan las reglas Feng Shui tampoco eligirás lienzos con motivos de la muerte o guerra.

Los colores del cuadro también tienen influencia en nuestra fuerza vital. El rojo lo asociamos con el fuego, nos llena de energía para actuar y para enfrentarnos a los problemas. El azul, por su parte, nos tranquiliza, así que las marinas u otros cuadros con el predominio de este color nos van a relajar. Los partidarios de Feng Shui subrayan que, además, nos ayudará a evitar dolores de cabeza. Si te decides por las obras mantenidas en la gama áurea o plateada, no tendrás problemas para pensar razonablemente o para mantener calma.




Elegir motivos acordes con las reglas de Feng Shui



Feng shui valora algunos objetos, los cuales, a través de los cuadros, podemos introducir en nuestras casas. El bambú se asocia con la estabilidad y honestidad, los lirios ayudan a olvidarnos de nuestros problemas, con las orquídeas manifestaremos la importancia del amor y de la familia. Por su parte, los árboles son apreciados por muchas culturas, al igual que por la filosofía feng shui, para la cual simbolizan la seguridad. En cambio el dragón expresa fuerza, longevidad y sabiduría.


Con el tema adecuado de nuestros cuadros expresaremos nuestra personalidad a través de la decoración de nuestra casa y, por otra parte, seremos capaces de persnalizar nuestro espacio privado. Elegir una decoración ideal para nosotros resulta una cuestión de suma importancia. Esperamos que gracias a nuestros consejos esta tarea os resultará fácil y agradable.


viernes, 3 de enero de 2014

El arte abstracto

El mundo abstracto- cuadros aparentemente 

sin forma o simbología


Lo abstracto lo asociamos con algo que carece de formas exactas y concretas. El arte abstracto, ya desde sus principios, iba a romper con toda la simbología y realidad, mostrando tan sólo lo ilusorio y aparente. El mismo término abstracto, procedente del latín y hace referencia a algo derrivado. Se aplica a distintos campos de creación artística e incluso a la filosofía.



Revolución en la pintura – nuevas inspiraciones en las composiciones originales



El abstraccionismo aparece al principio del siglo XX en Rusia con la obra del precursor de este nuevo estilo-Wassily Kandinsky-. La presencia del abstraccionismo en la pintura se nota con mayor intensidad justo después de la Primera Guerra Mundial. Se supone que en aquel momento difícil el arte dio a la gente la posibilidad de separarse de los trágicos años de la guerra que tantos sufrimientos les causó a todas las naciones del mundo. La gente estaba harta de la realidad que la rodeaba y no quería ver en los cuadros lo que veían a diario. La ruptura con las crueldades del mundo real se convirtió en el sueño de muchas personas.







De hecho, este movimiento artístico, que empieza a hacerse popular en la primera mitad del siglo XX, supone una ruptura drástica con lo natural. En cambio, para atraer y causar efecto en el público los artistas se sirven del color, dinamismo y formas puras. Este cambio permitió sobrepasar todos los límites y fronteras artísticas dejando campo abierto a la imaginación de los pintores. Pronto el abstraccionismo se apoderó de los corazones de las personas aficionadas a la pintura, ya que permitía escapar de la realidad dolorosa. En los cuadros abstractos cada uno veía lo que quería ver, en vez do lo que el artista quería presentar, pero lo más importante es que este estilo permitió crear un lenguaje universal, global.



Característica de la pintura abstracta

El abstraccionismo es algo característico del arte del siglo XX, lo cual dejó su huella tanto en la pintura o escultura, como en la múscia.

Los abstraccionistas en sus cuadros se negaron a presentar la realidad. Según ellos, el realismo había dejado de ser vigente, lo cual se nota mucho en su pintura. El rasgo característico de cuaros abstractos es también la riqueza de colores que, con frecuencia, contrastan entre sí. Estos medios de expresión iban a presentar las emociones del artista, el cual dejaba de servirse de los símbolos bien conocido. 
En resúmen, la pintura abstracta, la cual sigue teniendo muchos seguidores, se basa en las composiciones dinámicas y atrevidas de colores contrastantes.






Pintores abstractos y sus cuadros

Los primeros pintores considerados como representantes del arte abstracto fueron Wassily Kandinsky, Edvard Munch y Ernst Ludwig Kirchner. Este estilo encontraremos tamién en la pintura de Lucio Fontana, Jackson Pollock y Piet Mondrian.




Los cuadros de los precursores del arte abstracto:
1. Tensión Suave – W. Kandinsky
2. El GritoE. Munch
3. Cocina alpina – E. L. Kirchner
4. Venecia era toda de oroL. Fontana
5. Luz Blanca – J. Pollock
6. Bodegón con jarra de jengibreP. Mondrian



lunes, 23 de diciembre de 2013

Cuadros en cifras

Cuadros en cifras
 

En bimago cuadros son nuestra pasión y por lo tanto hemos creado una infográfica en la que presentamos las más interesantes informaciones sobre los cuadros. ¿Cuándo se hizo el cuadro más grande del mundo? ¿Cuál es el cuadro más buscado? Gracias a nuestra infográfica vais a conocer las curiosidades que seguramente os van a resultar interesantes.

http://www.bimago.es/infografica


miércoles, 11 de diciembre de 2013

Los árboles Bonsái- increíbles plantas 


captadas en los cuadros



        Muchas personas admiran los árboles Bonsái. Aunque requieren muchos cuiados, su aspecto es asombrante. Sin embargo, no todos tienen suficiente habilidad como para ocuparse de estas plantas tan exigentes. Por suerte, hay otras maneras para introducir este motivo botánico en nuestros interiores. En este artículo encontrarás las propuestas decorativas- cuadros y vinilos de pared- las cuales te permitirán descubrir la otra faceta de los árboles Bonsái.




http://www.bimago.es/media/catalog/product/cache/7/2/427/image/560x326/5e06319eda06f020e43594a9c230972d/427.jpg



¿Es justificado el nombre "árboles chinos"?

        Muchas personas se ponen nerviosas cuando oyen a la gente llamar  árboles chinos a los Bonsái, ya que los asociamos sobre todo con Japón. No obstante, un arte botánico similar fue creado también en China (donde se la llama Penjing) y en Vietnam (con el nombre Hòn Non Bộ). La palabra Bonsái quiere decir árbol miniaturizado, o bien árboles miniaturizados. Estas miniaturas tienen como objetivo imitar los paisajes naturales.
        Los primeros paisajes miniaturizados aparecieron hacia el año 200 a.C. en China. Poco después salieron los primeros libros dedicados a esta técnica de cultivo, gracias a los cuales se la dio a conocer también en Japón. A base de los logros chinos, los japoneses inventaron su propio estilo y métodos del cultivo de los árboles y es Japón el país que como primero presentó el Bonsái al mundo occidental.


Los "árboles chinos" en los cuadros

        Las noticias sobre la nueva técnica de los maestros chinos nos han llegado a través de los cuadros pintados en los tiempos de su formación. Su excepcional belleza hizo de los árboles Bonsái un tema idóneo para la pintura. También hoy en día en el arte japonés o chino podemos ver estos árboles tan característicos. El cuidado, la manera de cortar y las reglas de formar los árboles de acuerdo con esta técnica son muy complicados, requieren mucha paciencia y fuerza psíquica- es como luchar contra la naturaleza-. El árbol crece cada día y cada día se lo debe formar adecuadamente, con lo cual la obra nunca queda completa y el trabajo jamás termina. Al mismo tiempo este esfuerzo no se lo debe notar. 




http://www.bimago.es/media/catalog/product/cache/0/0/130900/image/5e06319eda06f020e43594a9c230972d/130900.jpg


       

        Un ejemplo más nos puede dar la visión de lo complicado que es este arte: distinguimos 13 estilos básicos de Bonsái, por ejemplo el estilo fukinganashi (formado por el viento) o el kengai (cascada) y una gran selección de herramientas que sirven para formar los árboles (p.ej. un cuchillo especial para cortar la corteza). 
        Si a alguien este arte le parece interesante y bello, pero no tiene suficiente tiempo o saber de la jardinería, no tiene que comprar las plantas Bonsá.En el mercado encontrará muchos cuadros con este motivo que de manera genial decoran los interiores.